20 de septiembre de 2015

Tarta Tatín de pera

Hemos estado en Navasfrías de vacaciones y los que tengáis pueblo,sabéis que allí todo el mundo te regala cosas, pero cosas de comer. Me imagino que esta tradición sera seguida también fuera de España (creo que esta relacionado con la costumbre ancestral de las abuelas de cebar a los nietos.)
La Clara me regalo calabacines, tomates y "frijones", Vicente tomates,calabacines, patatas....  Tío Celso nos ha dado un montón de fruta que nos hemos traído: peras, manzanas,.... Tantas cosas, que no quiero  que se me pongan malas...¡hay que buscar recetas para usarlas!
El otro día en canal cocina vi cómo hacían la tarta Tatín de pera, así que se me ocurrió que podría hacer una para probar.



La primera vez que comí esta tarta, no tenía ni idea de cómo era. Fue en Ibiza,en el restaurante La Escollera (estaba de trabajo, nada glamouroso ) y la verdad que me pareció espectacular.

La historia de la tarta
No sé si conoces la historia de la tarta Tatín, es super-curiosa: la "inventaron" las hermanas Tatín , unas francesas muy buenas cocineras que tenían una casa de comidas muy afamada entre los jornaleros y gente del campo.Tenían fama tanto por su cocina tradicional francesa como por sus postres.
Parece ser que un día se habían olvidado del postre (o se les habrían acabado, vete tu a saber), el caso es que debía haber allí un montón de gente en el restaurante. Una de ellas ( la que mas se parecía a mi, a juzgar por lo que hizo), se puso a cocinar una tarta de manzana a toda velocidad, echo la mantequilla en el molde, cortó las manzanas, las colocó, echo por encima el azúcar y de repente se dio cuenta que no había puesto la base así que decidió ponerla encima de las manzanas, al revés de como se hace siempre, al sacarla, le dio la vuelta y fue todo un éxito. 

Pues os cuento la he hecho yo:
Eché la mantequilla (75 gr) directamente en el molde (similar a este)  encima de la vitro,una vez se deshizo,eché caramelo líquido (comprado), lo removí con cuidado de no quemarme con el molde, hasta que estuvo integrado con la mantequilla.
Corte las peras en gajos y las coloque encima de la mezcla anterior, hasta cubrir totalmente de fruta.
Se tapa todo con la masa de hojaldre estirada ( y pinchada con un tenedor) y al horno a 180° entre 15-20 minutos. 
Una vez se enfríe (para que solidifique el caramelo), se pone un plato encima y se vuelca y queda espectacular, de pinta y de sabor. 






Como dice mi marido, ¡esta de restaurante!


Blogging tips