22 de abril de 2016

Fresas con nata

Esta receta es inventada por mí, pero la verdad es que ha quedado muy rica y muy ligera porque tiene textura parecida a un helado y está muy bien para después de una comida copiosa.
Necesitas fresas, leche condensada, gelatina de cola de pez y nata montada.

Lo que hay que hacer es batir las fresas y la leche condensada (a tu gusto, dependiendo de lo golosos que sean los comensales) en una batidora de vaso, o en una normal si no tienes de vaso.
Mientras hay que poner cuatro o cinco láminas de gelatina en remojo para que se hidraten. Una vez hidratadas, se añaden a un cazo de agua caliente (unos 250 ml) para disolverlas. En cuanto el agua este templada, se añade al batido de fresa. 

Después (esto es opcional pero muy recomendable) hay que pasar por un colador o un chino.
A continuación se pone la mezcla en vasitos. Yo use unos que tengo de fresas y se meten en la nevera donde deben estar al menos cuatro horas.

Antes de servir se decora con nata montada y una frambuesa o trocitos de fresa picados.
Bon profit!


Blogging tips