10 de diciembre de 2014

Tarta de oreo

Este fin de semana han venido a vernos los abuelos.
Aprovechando que estábamos las tres generaciones de chicas juntas, Jimena tuvo una gran idea:

-¿Mamá, porque no hacemos una tarta oreo?

Nunca la habíamos hecho, pero habíamos visto esta receta en youtube y nos parecía muy rica.
Y ya que estábamos las tres Marías (¡ojala hubiera estado la cuarta…!) nos pusimos a trabajar en cadena.
Jimenita iba abriendo las galletas, la abuela Meñe, iba separando la parte blanca de la negra y yo iba pesando el resto de los ingredientes.
Después,Jimena los iba añadiendo al cazo, mientras Meñe daba vueltas para integrarlos. Yo, metía la mantequilla en el microondas, Jime con la picadora, mamá preparando los moldes…. Un trabajo en equipo.
Era raro que el peque no hubiera aparecido por la cocina a aquellas alturas de la receta, pero casi al final (cuando escucho la batidora), apareció como un rayo y pregunto, ante la mirada estupefacta de la abuela:

-¿puedo hacer yo la buttercream?....

Y claro, les tuve que dar un poquito de nata montada, cuando terminamos de recoger.
Dejo de enrollarme y pasamos a lo importante:



Para la base:
  • 30 galletas oreo
  • 100gr de mantequilla

Para el relleno:
  • 200 gr de queso philadelphia 
  • 100 gr de azucar
  • 70 ml de leche
  • 4 laminas de gelatina neutra
  • 1 brick pequeño de Nata para montar
Elaboración
Se pone en un cazo el azúcar y el relleno de las galletas oreo y se empieza a dar vueltas. Cuando empiece a integrarse se añade la leche, se mezcla bien y se le añade el queso Philadelphia.
Se dan vueltas a fuego medio hasta que desaparezcan los grumos y entonces se le añaden las gelatinas previamente hidratadas y muy muy bien escurridas.
Se disuelven se retira del fuego y se deja enfriar.
Por otro lado, en un recipiente frío, se monta la nata con una batidora de varillas. Cuando esta casi montada, se añade con movimientos envolventes (mejor con una lengua) para que no se corte la mezcla.

Por otro lado, se pican las galletas en una picadora (o con una bolsa de plástico para bocatas y un rodillo), se deshace la mantequilla en el microondas (intervalos de unos 30 segundos a 700 W hasta que este liquida) y se mezcla formando la base.


Esta base se coloca en el molde desmoldable y encima se echa la mezcla, que ya ha templado y se mete en la nevera al menos dos horas.
Antes de servir, se echa la galleta triturada por encima y se puede decorar con mini-oreos. Despues, se desmolda.
Aqui os dejo las fotos de la nuestra.La pinta es espectacular, pero el sabor es mejor.




¿Os atrevéis para postre de nochebuena?
Un consejo, esta mejor de un día para otro.
Si os gusta, compartidlo, dadle a "me gusta" y por supuesto,
¡A cocinar!
Hasta el viernes...que tengo receta salada.

Blogging tips